Noticias

«Un espíritu libre no debe aprender como esclavo»

Orbis Sensualium Pictus

Por Iván Pintor Irazo,
Encuentros. Suplemento de Cultura del Diario de Tarragona, 2018

No hay oficio más noble, para Jan Amos Komensky, Comenius, que la docencia, porque el maestro debe saber estimular, ante todo, la imaginación del niño para que llegue a ser el que es. La instrucción, “será completa si se amaestra la inteligencia para la sabiduría, el habla para la elocuencia, las manos para ejecutar hábilmente las acciones de vida. Esta es la sal de la vida, saber hacer, hablar”, señala en el prólogo de El mundo en imágenes. Orbis Sensualium Pictus, no sólo el primer libro educativo en la historia de Europa sino  también, y sobre todo, un atlas de imágenes capaz de abordar el aprendizaje de las cosas del mundo desde el “contacto con las cosas mismas”, como anhelaba el proyecto de la pansofia de Comenius. Que el primer manual escolar concebido para llegar a todas las niñas y niños, pobres y ricas, sea un ejercicio de imaginación basado en el ejercicio de ver y poner nombres lo convierte en una obra moderna que la mayor parte de recursos empleados en las aulas contemporáneas.

En sintonía tanto con el entendimiento sensible de Ramón LLull como con el conocimiento a través de las imágenes, la mnemotecnia y los teatros de la memoria de su coetáneo Robert Fludd, Comenius es considerado el padre de la pedagogía, y defendió, en obras como El mundo en imágenes y su Didáctica Magna (1632) la enseñanza universal, los métodos lúdicos y exentos de castigo, la igualdad entre géneros, la sensibilidad del profesorado, la imaginación y el relato como fundamento de la docencia y la implicación de la familia. Contemporáneo de Bacon, Leibniz y Descartes, su método basado en la razón rechaza la escolástica sin, por ello, rehuir la invitación a la fábula y la ensoñación. En un tiempo en que la idea de productividad y la auto-explotación de las redes sociales y materiales online dominan buena parte de la praxis pedagógicas, hay pocos regalos más hermosos que puedan hacerse a un niño —o a un adulto que realmente esté vivo— que esta espléndida edición de El mundo en imágenes con las xilografías originales de Paulo Kreutzberger rescatadas con mimo por la editorial Libros del Zorro Rojo de la primera edición de la obra en Núremberg (1658). Desde las hermosísimas páginas de este volumen resuenan no sólo la admiración que causase en personajes como Goethe, sino también el título que el cineasta Roberto Rossellini eligió para su tratado sobre cine y educación inspirado en la pansofia de Comenius: Un espíritu libre no debe aprender como esclavo.


Consigue tu ejemplar aquí.