Noticias

Brujas, Guerreras, Diosas… Feminismo y mitología

Brujas, Guerreras, Diosas

Por Carmen Sigüenza, EFE, 14 de diciembre de 2020

Con la  frase: «Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar», de la ilustradora Ame Soler, se abre la introducción de Brujas, Guerreras, Diosas, una bella antología que recoge las increíbles historias de cincuenta mujeres de leyenda de todo el mundo que aúnan feminismo y mitología: desde hadas y espectros hasta vampiras, hechiceras y diosas vudú, escrita por Kate Hodges e ilustrada por la británica Harriet Lee-Merrion.

Como decía Clarisse Pinkola en su mítico Mujeres que corren con lobos, «en toda mujer hay fuerzas poderosas pendientes de descubrir», algo que demuestra este libro editado por Libros del Zorro Rojo, que reúne a mujeres fuertes, mitológicas, salvajes o diosas.

Mujeres de la mitología demonizadas durante siglos

Arquetipos universales entre lo divino y profano como las Furias, las Valquirias o Medusa, pero también otros personajes singulares como la Mujer Búfalo Blanco, espíritu indígena norteamericano, o Yennenga, la ingobernable princesa africana mossi. Todas ellas han estado demonizadas durante siglos, representadas como iconos diabólicos, modelos de perdición o maldad.

Ahora, Kate Hodges resitúa a estas mujeres inspiradoras en el centro de su narrativa, combinando el relato popular y la impronta que han dejado en el imaginario colectivo, que se mezcla o completa con la propuesta visual de Harriet Lee-Merrion.

Brujas, sabias, adivinas, curanderas

Hodges agrupa los cuentos en tres secciones. El primer capítulo está dedicado a las brujas, las sabias, las adivinas y las curanderas. Mujeres que en muchos casos se desviaron de la «norma» y fueron tachadas de malvadas,  como reconoce la autora. «Hécate, Baba, Yagá o la gélida Perchta materializaron los temores de los hombres, quienes sospecharon que esas transgresoras podrían amenazar el statu quo del género masculino».

El siguiente está dedicado a las guerreras,  las estrategas y las defensoras de la justicia. «Mujeres que luchan contra los tópicos de género para erradicarlos, como la princesa  mossi Yennenga, que igualaba a los más fieros hombres en el campo de batalla».

Reivindicar a Medusa y a las Arpías

Las portadoras de desgracias es el capítulo siguiente, donde se reúne a las destructivas, las devastadoras y las agoreras. «Estas son las vengativas, las mujeres tradicionalmente malignas (entre ellas, las Arpías y Medusa), cuyos nombres reivindico —dice en el prólogo Hodges—. Pueden ser monstruosas pero son nuestros monstruos».

Los espíritus elementales celebran a las lanzadoras de rayos y a las mujeres creadoras del planeta. Las Selkies, la Serpiente Arco Iris y la diosa Mari son mujeres que se saben salir de las «expectativas que se atribuyen a su género y sorprenden a la sociedad con sus decisiones y poderes. Lideran la lucha cuando la especie humana está amenazada».

Por último, los espíritus benefactores son las mujeres a quienes es fácil amar. Se trata de aquellas deidades magnánimas, espíritus generosos y diosas domésticas. Ahí están Maman Brigitte, las Moiras, Bona Dea, «mujeres que anteponen el beneficio común al propio. Sin embargo, todas ellas poseen un lado oscuro, fragmentos de realidad con los que podemos identificarnos…».

Mujeres fabulosas que marcan el camino hacia el futuro

Kate Hodges recuerda que estas historias, estos arquetipos y fábulas, son «la piedra angular de nuestra cultura», y que siempre ha sido referencia para la creación, para escritores, cineastas, dramaturgos o músicos. «Estos relatos, además de construir un vínculo con el pasado, son poderosos modelos contemporáneos. Estas mujeres fabulosas (en el sentido clásico de la palabra) pueden proceder de un pasado oscuro, pero marcan el camino hacia el futuro», concluye Hodges en el prólogo del libro.

Aúnan feminismo y mitología

Brujas, Guerreras, Diosas… contiene muchos relatos inéditos. Son relatos o historias que nunca se contaron o llegaron sesgadas hasta hoy y que aúnan feminismo y mitología universal, dirigidas tanto a lectoras y lectores jóvenes como a un público más adulto y especializado con una selección de criaturas sobrenaturales y mujeres antológicas  que se aleja de patrones dominantes —mujer blanca, europea o estadounidense—, poniendo el foco en leyendas y mitos originados en culturas muy diversas.

El libro también incluye un compendio de las canciones que aparecen citadas en los textos. Una lista de reproducciones que la autora ha hecho para Spotify, llamada Mythological Women.