Noticias

Los demás, a los ojos de los niños

Migrantes

Luján Palacios, La Nueva España, 2019

 

Issa Watanabe presenta su primer libro ilustrado sobre la crisis migratoria

La ilustradora peruana Issa Watanabe tuvo una dolorosa revelación hace unos años, con el inicio de la crisis migratoria. «Vi unas imágenes muy impactantes de unos niños en un campo de refugiados y empecé a dibujar, aunque sin un guión». De aquella reacción ante unas imágenes desgarradoras le nació «Migrantes», un álbum ilustrado, sin texto, que cuenta una historia de pérdida, de dejar atrás la casa y los amigos para avanzar por terreno inhóspito, pero también de esperanza, que es «la que nos hace avanzar».

Se trata de su primera obra en solitario, y está pensada para niños desde corta edad porque «estoy convencida de que es importante hablar de estos temas con los niños, se puede hablar de todo con ellos si se utiliza un lenguaje apropiado. Los solemos proteger demasiado y son parte de nuestra sociedad; ellos también viven experiencias que no son agradables y los libros son catalizadores de estas cosas», explica. Por eso ayer quiso hablar sobre las migraciones en la librería gijonesa El Bosque de la Maga Colibrí, a través de un libro que «intenta hablar de un tema duro utilizando la fantasía para que el mensaje no sea tan fuerte». Así, los personajes tienen cabeza de animales, porque «siempre hay que buscar cierta ternura».

La historia narra visualmente, con dibujos hechos a lápiz de color, cómo un grupo de personajes han sido obligados a dejar su hogar para atravesar un largo camino en busca de algo mejor. «No lleva texto, así que cada uno tiene que pensar en qué ha podido ocurrir, y se ha convertido en un buen material para que los colegios trabajen sobre el tema de las migraciones», reflexiona la autora, inmersa en la gira de presentación de su trabajo.

El resultado hasta ahora ha sido «maravilloso, porque cada niño te cuenta lo que él ha pensado o imaginado, y aunque sea una historia triste, es bueno que así sea, no hay que tener tanto miedo a hablar de cosas tristes», sostiene, con el objetivo de «sensibilizar a los más pequeños de una realidad que a otros niños les toca vivir, o en la que ellos también son protagonistas acogiendo a los que llegan».

La librería alberga estos días una exposición con sus dibujos, para que migrar sea, a los ojos de los niños, una fabulosa aventura.

Consigue Migrantes aquí.