Noticias

El legado de Tomi Ungerer

Jean-Thomas Ungerer nació en Estrasburgo en 1931 y creció en Logelbach, cerca de Colmar. Tras haber suspendido el examen de acceso a la universidad, decidió emprender un viaje por toda Europa dedicado a hacer senderismo. Entró en la Escuela Municipal de Artes Decorativas de Estrasburgo, pero, después de unos pocos meses, fue invitado educadamente a abandonarla. En 1956 llegó a Nueva York con solo sesenta dólares en los bolsillos, una cabeza llena de imágenes de Saul Steinberg, James Thurber y Charles Addams y una maleta repleta de sus propios dibujos. De la noche a la mañana, se convirtió en una estrella. En diez años publicó más de ochenta obras en calidad de caricaturista, ilustrador y autor de libros infantiles. Como artista gráfico creó campañas publicitarias y pósteres para Willy Brandt, Stanley Kubrick, The New York Times y la revista Esquire. En los años setenta, cuando ya era un creador consagrado, abandonó súbitamente Nueva York junto con su segunda mujer, Yvonne, y se asentó en calidad de granjero cerca de Cork.

«Mis raíces están en Alsacia, pero la copa de mi árbol está en Irlanda.» Este hijo de relojero pasó la mitad de su tiempo habitando una granja de cincuenta hectáreas, situada en el paisaje eterno de Irlanda del Sur, y la otra mitad, en su segunda residencia en Estrasburgo, lugar de convivencia de las culturas alemana y francesa. En Estrasburgo, en el 2007, se inauguró el «Museé Tomi Ungerer – Centre International de l’Illustration», el primer museo dedicado en vida a la obra de un artista francés.

Tomi Ungerer obtuvo numerosos e importantes reconocimientos internacionales, entre los que destaca el Premio Hans Christian Andersen en 1998 y la Medalla de Oro de la Sociedad de Ilustradores en 2011. Por su compromiso con las relaciones germano-francesas recibió la Bundesverdienstkreuz («Orden de Mérito») en 1992 y el Premio de la Academia de Berlín en 2008. En 2014, el presidente francés lo proclamó «Comendante de la Orden Nacional de Mérito», y en 2018 fue nombrado «Comandante de la Legión de Honor».

Desde 1960, la editorial suiza Diogenes Verlag ha venido editando todas sus obras. Sus álbumes, entre los que sobresalen Los Tres Bandidos, Críctor, Adelaida (Kalandraka) y Hombre Luna (Libros del Zorro Rojo) se convirtieron en clásicos de la literatura infantil. Sus obras han vendido más de diecisiete millones de copias en todo el mundo.

El legado de Tomi Ungerer es inmenso y polifacético. Hasta su muerte a los ochenta y siete años —el 9 de febrero de 2019 en Cork, Irlanda— el autor estuvo trabajando en su nuevo álbum Non-Stop, que Diogenes Verlag publicará en abril de 2019. Una historia sobre amistad, verdad y humanidad en tiempos oscuros. En 2019, el sello editorial suizo también presentará la obra America, que cuenta con trescientas pinturas e ilustraciones realizadas durante los años en que vivió en los Estados Unidos.