La condesa sangrienta

Alejandra Pizarnik Ilus.: Santiago Caruso

11,9018,90

Limpiar
11,9018,90
Encuadernación: REQ
Seleccionar Cartoné con sobrecubierta Cartoné con tela Rústica con solapas
Borrar Selección
Añadir a la wishlist
Añadir a la wishlist
Dimensiones14 × 21.5 cm
Peso60 páginas
Publicación

01/04/2012

Formato

Cartoné con sobrecubierta, Cartoné con tela, Rústica con solapas

ISBN:

Con motivo de los cincuenta años de la muerte de Alejandra Pizarnik, llega una edición en tapa dura entelada de La condesa sangrienta, una de las composiciones clave en la obra de esta poeta considerada una de las voces más influyentes del siglo XX. A lo largo de doce breves textos cargados de lirismo que conjugan ensayo y narración, se despliega el particular universo de la autora para finalmente construir un retrato perturbador del sadismo y la locura.

Este volumen —que cuenta, además, con un epílogo de la poeta y ensayista María Negroni, gran conocedora de la obra de Alejandra Pizarnik— narra los crímenes de Erzébet Báthory, una de las asesinas más siniestras de la historia, acusada de la muerte de seiscientas cincuenta jóvenes. En su castillo de los Cárpatos, a finales de siglo XVII, la condesa torturaba a sus víctimas con el fin de desangrarlas y conservar su juventud. Su leyenda maldita y fascinante pervive en el tiempo.

El trabajo gráfico de Santiago Caruso, artista insignia del catálogo de Libros del Zorro Rojo, bebe de los ilustradores medievales, del romanticismo y de la estética simbolista siglo XIX para lograr una representación simbólica del terror. Sus esgrafiados, que juegan con un entramado de contrastes entre rojos y negros, potencian el propio texto de la poeta y muestran cómo una obra preexistente deviene en algo nuevo con la intervención artística de un talentoso ilustrador.

En la prensa

«Una obra particularmente escalofriante.»
Jaume Muñoz (Culturaca)
«El pincel de Santiago Caruso, como un bisturí, abre el mundo exterior que es mera apariencia, y llega hasta las entrañas de la verdad.»
El Cultural Primigenio
«Si bien Pizarnik se ha servido de las palabras, Caruso las ha convertido en fauces ávidas de carne, cuerpos desgarrados, banquetes de sangre y cadáveres andantes. Un imaginario y un estilo sin el que ahora no se entiende la trayectoria de este ilustrador.»
Celia del Castillo Fernández, La Trova
«Irreverente ilustrador que, sin caer en lugares comunes, se animó a bucear por las contradictorias corrientes del alma de una poeta maldita.»
Lucas Gioja, Télam