El kiosco

Anete Melece
Seleccionado por la Lista de Honor de IBBY 2020 y por dPictus 2020

Premio Orbil de Álbum Ilustrado 2020 (Asociación de Librerías Independientes Infantiles de Italia)

Premio Peter Pan 2020 (IBBY Suecia)

También disponible en catalán

13,90

Hay existencias

Añadir a la wishlist
Añadir a la wishlist
Dimensiones21 × 28 cm
Encuadernación

Cartoné

Páginas

40

Publicación

5/5/2021

Edad

6

ISBN: ISBN: 978-84-122705-4-9

Durante años, el kiosco ha sido el pequeño hogar de Olga. Una vida monótona y rodeada de dulces la ha convertido en una mujer tan inmensa que ya no es capaz de atravesar la salida. Día tras día, saluda con esmero a todos sus clientes ¡e incluso sabe exactamente lo que necesita cada uno! Cuando Olga echa el cierre, a veces se siente triste, y se dedica a devorar revistas de viajes y a soñar despierta con contemplar el atardecer en una playa lejana, muy lejos de su kiosco. Un suceso inesperado da un vuelco a su vida y la empuja hacia el comienzo de una gran aventura.

La historia de este álbum, que ha sido traducido a más de diecisiete lenguas, surgió a raíz de la experiencia personal de Anete Melece, cuando estaba trabajando como creativa en una agencia de publicidad. «Pensé que no era la única que estaba estancada en la zona de confort, y se me ocurrió la idea de Olga, una mujer literalmente atrapada en su lugar de trabajo.» Años más tarde, Melece renunció a su puesto y empezó un máster de Animación e Ilustración, cuyo trabajo final fue The Kiosk (2013), el corto en el que se basa este libro y que ha sido galardonado con más de veinte premios a nivel mundial.

El talento y la sensibilidad de la autora brotan en sus coloridas y vívidas estampas, realizadas con técnica mixta —combinando pintura acrílica y lápiz—, en las que destacan la expresividad de los personajes, la composición de las escenas y los hermosos detalles dibujados.

El kiosco es un retrato amable de la rutina que abre una puerta al optimismo: narra con gracia y frescura una historia de superación, con la que pequeños y mayores pueden identificarse, y que demuestra que cualquier incidente, aparentemente hostil, puede ser el estímulo necesario para descubrir un sinfín de posibilidades y cumplir nuestros anhelos.